Century Link
 
Facebook Linkedin Twitter
 

Su camino a la nube:
una guía para las decisiones clave

 

¿Hay nubes nuevas en su futuro?

Las organizaciones están acelerando la adopción de soluciones en la nube para impulsar sus negocios digitales. Quizá su organización ya implementó una nube privada, u optó por servicios en la nube pública con el objetivo de complementar sus recursos y capitalizar la flexibilidad, escalabilidad y eficiencia que ofrecen los entornos en la nube.

Ahora está preparado para expandirse. Está pensando en agregar más entornos en la nube, con la expectativa de amplificar sus beneficios.

Si hay nubes nuevas en su futuro, hay varias decisiones importantes que debe tomar. Por ejemplo:

  • ¿Va a implementar una nube privada o incursionar en recursos de nube pública?
  • ¿Va a crear un entorno híbrido para integrar recursos en la nube con un entorno de data center más tradicional?
  • Si opta por una nube privada, ¿la va a comprar o la va a desarrollar?
  • ¿Gestionará esta nube nueva u optará por una solución completamente gerenciada, o elegirá un punto intermedio?

También debe abordar algunos retos importantes. Primero debe garantizar una implementación sin complicaciones y la migración sin interrupciones de sus aplicaciones y datos. En adelante, deberá buscar maneras más eficientes gestionar el ciclo de vida de sus aplicaciones, para poder continuar implementando aplicaciones rápidamente en el mejor entorno. Y necesitará estrategias para optimizar de manera continua su nube para aprovechar su valor al máximo para su organización.

Estos retos se ven magnificados cuando se trata de entornos de nubes múltiples. A medida que crece la cantidad y variedad de entornos en la nube, también aumenta la complejidad de gestión. Necesita consolidad y estandarizar sus procesos y operaciones en todos sus entornos en la nube, para poder obtener beneficios de la nube sin recursos excesivos de TI.

¿cómo puede superar posibles obstáculos en su camino a la nube? Establezca un ciclo de vida cohesivo para la nube, basado en cuatro pilares de mejores prácticas:

  • Planificar: identifique las decisiones más importantes y tómelas basadas en información concreta, con un plan que ayude a garantizar un traslado rápido y exitoso a la nube.

  • Implementar: ponga en marcha su plan, despliegue aplicaciones y datos en los entornos en la nube más seguros.

  • Gestionar: adopte herramientas, soluciones y servicios que optimicen sus operaciones y procesos actuales en un entorno de nubes múltiples.

  • Optimizar: optimice de manera continua las aplicaciones y sus recursos, para aprovechar al máximo los beneficios que le aporta la nube.

 

Planificar: ¿qué otras nubes necesita?

"La nube" no es algo aislado. Existen diversos tipos de nubes, cada uno con sus propias ventajas y situaciones óptimas de uso. Cada vez que planifique añadir una nube nueva, deberá identificar qué plataforma o servicio son los mejores para la aplicación y carga de trabajo correspondientes.

Entornos híbridos y de nubes múltiples

En la actualidad, muchas organizaciones están implementando nubes híbridas para mantener el control sobre los datos u otros aspecto de una carga de trabajo, y al mismo tiempo capitalizar los recursos de la nube pública. Una cantidad creciente de organizaciones está optando por un entorno de nubes múltiples. De hecho, a 2020, más del 90 por ciento de las empresas estarán usando servicios y plataformas de nubes múltiples.1


Podría implementar una nube privada para mantener una base de datos con información confidencial de clientes protegida o para maximizar el rendimiento de una aplicación crítica para su empresa. Podría añadir servicios de nube pública para las aplicaciones de productividad o para servicios de recuperación ante desastres (DR). Y podría crear un entorno híbrido para ofrecer una aplicación móvil desde una nube pública que utilice datos de una base de datos en su sede, no en la nube.

Nube pública

Los servicios de nube pública, como Amazon Web Services (AWS), Microsoft Azure, Google Cloud y CenturyLink Public Claud, pueden ayudarle a expandir sus recursos de manera sustancial. Así necesite un entorno de desarrollo sencillo, un sitio secundario para DR, un servicio para instrumentar aplicaciones móviles para clientes o alguna otra cosa, una nube pública le permite abordar sus necesidades sin tener que comprar, implementar y ni siquiera administrar su propia infraestructura.


Los servicios de nube pública optimizan la agilidad, para que pueda adaptarse rápidamente a sus necesidades comerciales a medida que evolucionan. Puede ampliar o reducir rápidamente las prestaciones para adaptarlas a necesidades temporales, como picos de tráfico o proyectos de corto plazo. Con opciones autoservicio sencillas, las unidades de negocios y desarrolladores pueden generar rápidamente nuevos entornos cuando los necesitan, más allá del tamaño inicial. Estas unidades y desarrolladores además pueden reducir los recursos cuando ya no los necesitan.

Posiblemente los servicios de nube pública no le hagan ahorrar dinero, pero pueden ayudarle a evitar un gasto inicial grande como el que debería hacer si adquiere infraestructura tradicional. Al usar una nube pública, puede cambiar el gasto de capital por un modelo de gasto operativo.

Private Cloud

Los servicios de nube privada pueden ofrecer algunas de las mismas características de agilidad y flexibilidad que las nubes públicas, con mayor control para usted sobre el entorno. Puede implementar una nube privada en sus instalaciones o usar servicios de nube privada alojados. Si opta por un servicio de nube privada alojado, puede trasladar los datos a otro lugar sin perder compatibilidad con los entornos en sus oficinas.


Por qué elegir una nube privada

Seguridad y adhesión normativa. Con las nubes privadas pueden mantener los datos sensibles y sujetos a normas estrictas en sus instalaciones. Puede implementar sus soluciones de seguridad de preferencia para garantizar mejor que mantendrá su adhesión normativa a reglamentaciones rigurosas, desde leyes de privacidad hasta normas de soberanía de datos, sin los riesgos potenciales de los vecinos no seguros en nubes públicas.

Rendimiento Con las nubes privadas pueden controlar el rendimiento de aplicaciones clave, como bases de datos exigentes, implementaciones de infraestructura de escritorios virtuales (VDI, en inglés), aplicaciones multimedia y más. Puede evitar la necesidad de suscribirse a demasiados recursos, lo que siempre implica problemas de rendimiento, que sí son necesario en entornos de nube pública con varios abonados. O puede suscribir a varios recursos solo porciones de su nube privada para reducir sus costos en infraestructura ampliando sus recursos en la nube en función de patrones de uso más bajo conocidos para ciertas aplicaciones. Esta opción no está disponible con los entornos de nube pública.

Gobierno corporativo. Las nubes privadas ayudan a reducir situaciones posiblemente peligrosas de "shadow IT", o TI invisible, en las que los usuarios adoptan servicios de nube pública sin supervisión de TI. Con una nube privada puede garantizar la adhesión de sus usuarios a los controles de seguridad de su organización, a las normas de desarrollo de aplicaciones y a la disponibilidad de arquitectura y expectativas de capacidad de recuperación, además de poder controlar el uso y los costos.

Flexibilidad de gestión. La oferta correcta de nube privada puede aportarle la flexibilidad que necesita para elegir su nivel preferido de responsabilidad de gestión. Puede decidir por tercerizar completamente su gestión. O puede mantener el control sobre la instancia de aplicaciones y dejar en manos del proveedor del servicio en la nube la administración de la infraestructura y a nivel de los sistemas operativos, todo esto mientras replica lo que hay en sus data centers internos. Replicar entornos le permite escalarlos sin interrupciones y evitar complejidades innecesarias.

Ubicación. Las nubes privadas se pueden implementar tanto a nivel local como dentro de data centers de proveedores externos. Una nube privada alojada le da a su organización la flexibilidad de implementar aplicaciones en posiciones periféricas, cerca de los usuarios y fuentes de datos. También puede usar soluciones alojadas para cumplir con los requisitos de soberanía de datos.

Preferencias de tecnología. Pasar sus aplicaciones de una arquitectura en la nube a otra puede ser una tarea compleja. Con una nube privada puede controlar decisiones clave de arquitectura que le permiten a su organización transferir sin interrupciones cargas de trabajo tradicionales fuera de su data center interno, manteniendo la misma plataforma. Puede evitar la necesidad de contar con competencias, herramientas, procesos y modelos operativos nuevos.

Cómo encontrar sus nubes

¿Qué tipos de nubes son los correctos para su organización? Encontrar el mejor entorno en la nube para cada aplicación y carga de trabajo puede implicar varios elementos clave.


Ubicación: los milisegundos cuentan. Elegir el espacio físico correcto para su nube puede incidir de manera sustancial en el rendimiento de sus aplicaciones y en la experiencia de los usuarios finales. Puede decidir ejecutar una aplicación cerca de los clientes o cerca de sus empleados en sus oficinas centrales para reducir al mínimo la latencia. O quizá necesite un entorno de DR en todo el país o incluso en todo el mundo que le ayude a garantizar la continuidad de su negocio en caso de que se produzca un desastre. Decidir cuál es la ubicación óptima puede orientarlo hacia el tipo de nube correcto y afinar sus opciones de proveedores.

Tiempos: ¿qué tan rápido necesita recuperarse y estar nuevamente en operaciones? Si necesita implementar una aplicación nueva esta semana, un servicio de nube pública podría ser una mejor opción que una nube privada local.

Seguridad: algunas organizaciones deben mantener su información sensible en alojamientos locales. Pero al pensar en las diferentes soluciones en la nube, evalúe si un proveedor externo de servicios en la nube podría tener acceso a una variedad más amplia de herramientas de seguridad que su organización.

Especialización: ¿los integrantes de su equipo local tienen las competencias para administrar sus entornos de red? ¿Y quiere usar sus recursos internos para eso? Así elija un entorno de nube público, privado o híbrido, evalúe complementar las tareas de su personal con expertos externos.

Además de encontrar el tipo de nube correcto, deberá evaluar las aplicaciones que quiere ejecutar en la nube. ¿Qué aplicaciones se pueden migrar tal como están? ¿Cuáles necesitarán una reconfiguración o tendrán que desarrollarse íntegramente de nuevo? ¿Qué enfoque para cada aplicación le permite obtener el mejor retorno sobre su inversión? Probablemente deba iniciar la evaluación de sus aplicaciones desde el punto de vista de los usuarios e incorporar un análisis del impacto comercial de sus diferentes opciones.



¿DESARROLLAR

o

COMPRAR?

Profundice el análisis de los aspectos clave
para decidir cuál es la mejor nube en su caso.

 

Piense en qué le depara el futuro a su empresa
Descubra las posibilidades de CenturyLink Cloud, desarrollada para empresas.

 

Transite el camino hacia una nube privada
Elabore un mapa de ruta que le ayude a sortear los obstáculos en su camino hacia la nube privada.

Implemente una nube privada de última generación con CenturyLink

CenturyLink Private Cloud on VMware Cloud Foundation es una solución de data center definido por software (SDDC) que ofrece una infraestructura hiperconvergente (HCI) y nube privada como servicio. Desarrollada sobre tecnologías líderes en la industria, ofrece gran flexibilidad para adaptarla a la diversidad de requisitos de nube privada.

¿Por qué CenturyLink?

Solución integral: con CenturyLink obtiene una misma solución integral que incorpora servicios de red, infraestructura, gestión y consultoría. Un mismo proveedor trabaja junto a usted para administrar y optimizar su entorno.

Implemente una nube privada de última generación con CenturyLink

Flexibilidad de gestión: con CenturyLink Private Cloud, puede optar por administrar todo el entorno usted mismo, que CenturyLink administre solo la infraestructura a través del sistema operativo o que se encargue de administrarlo todo, para que el personal en sus oficinas se concentre en otros proyectos.

Implemente una nube privada de última generación con CenturyLink

Personalización: empiece con opciones de tamaño directas y luego personalice su nube privada a la medida de sus necesidades específicas. Puede elegir entre una sólida variedad de opciones de redes, optimizar las configuraciones de infraestructura de sus cargas de trabajo, elegir la combinación correcta de herramientas de administración e incorporar DR a sus funcionalidades de seguridad.

Implemente una nube privada de última generación con CenturyLink

Experiencia y especialización: planificar, implementar, administrar y optimizar una nube privada puede exigir una cantidad importante de recursos. CenturyLink tiene la más amplia experiencia y especialización en nubes privadas. Hay expertos de CenturyLink en todo el mundo, cerca de donde se encuentra, con quienes puede trabajar.

 

Implementar: ¿cómo puede garantizar una transición sencilla?

Adoptar la nube pocas veces es un proceso sencillo. Antes de implementar una aplicación en una nube es importante decidir cuál es el mejor entorno de nube para esa aplicación y qué modificaciones necesitaría la aplicación para poder funcionar en la nube.

Es importante que pueda responder las siguientes preguntas interrelacionadas:


  • ¿La aplicación funcionará en la nube sin necesidad de modificarla? ¿O necesitará una reconfiguración o habrá que desarrollarla íntegramente de nuevo?
  • ¿Qué nivel de rendimiento de red necesita?
  • ¿Qué enfoque de seguridad adoptará?
  • ¿Es una aplicación crítica? ¿Necesita replicar la aplicación en un segundo entorno para garantizar alta disponibilidad?
  • ¿Pasar esta aplicación a la nube le permitirá obtener el retorno sobre la inversión que necesita?

También necesitará un plan para llevar adelante la implementación, que incluya cuestiones de configuración, pruebas y procesos de migración. Además necesitará estrategias para escalar la aplicación en el futuro sin resignar gobierno corporativo, protegiendo redes y datos y propiciando un acceso fácil y rápido a los usuarios. Estos planes y estrategias no se tratan solo de herramientas básicas, listas de control básicas y pruebas manuales ad hoc.


  • Pruebas: implemente un proceso automatizado de pruebas que le ayude a garantizar un análisis riguroso, mejore la eficiencia y el rendimiento y reduzca los riesgos.
  • Gobierno corporativo: incorpore etiquetas en el proceso de implementación. Las etiquetas pueden ser para identificar el tipo de aplicación, el nombre de la persona que la actualiza, la sensibilidad o clasificación de los datos que usa o almacena y las políticas que hay que aplicar en caso de falla de la aplicación.
  • Escalabilidad: capitalice las funcionalidades de escalabilidad automática para ayudar a garantizar que la aplicación tenga los recursos que necesita, cuando los necesita, sin necesidad de intervención manual.
  • Seguridad: elabore una estrategia de seguridad que le permita anticipar y mitigar amenazas informáticas en su arquitectura de red híbrida. Su estrategia debería ayudarle a resguardar sus datos, aplicaciones y sistemas críticos y al mismo tiempo permitirle controlar los costos y administrar las complejidades.
  • Autoservicio: propicie una forma para que los usuarios puedan modificar desarrollos de aplicaciones estándar y recursos a demanda sin un proceso largo de solicitud o aprobación. Los usuarios deben estar en condiciones de elegir de un catálogo de aplicaciones con presupuesto aprobado y que cumplan con las políticas corporativas.
 

Gestionar: ¿tiene la pericia y capacidades que necesita para gestionar sus nubes?

Antes de iniciar la implementación de un entorno privado o híbrido en la nube, debe tener un plan para administrar sus operaciones a diario. ¿Cuáles son sus opciones y en qué caso elegiría cada una?

Administración local

Si su organización tiene los recursos y especialización entre su personal para administrar su entorno de nubes múltiples, quizá decida administrar sus nubes por su cuenta. Es posible que sea necesario el enfoque de administración local si tiene requisitos de seguridad específicos, aplicaciones heredadas o entornos muy personalizados.

Totalmente gerenciado

En el otro extremo del espectro está la opción de que su organización delegue completamente la gestión de la nube. Si elige el proveedor de servicios en la nube correcto, optar por un enfoque totalmente gerenciado le permite acceder a alta especialización y soporte global las veinticuatro horas, todos los días, y además propicia que su personal local se concentre en otros proyectos más estratégicos.

Gestión compartida

Su opción de gestión no es a todo o nada. Por ejemplo, si implementa una nube privada en una sede de ubicación compartida, podría dejar que el proveedor de la nube administre el hardware, la capa de virtualización y el sistema operativo, mientras que usted mantiene el control sobre la aplicación.

Si decide administrar incluso una porción reducida de su entorno en la nube, debe estar preparado. Debe pensar más allá del monitoreo manual de la utilización de hardware y los parches manuales. Implementar funcionalidades automatizadas ayuda a mantener operativas las aplicaciones y al mismo tiempo permite a a su organización aprovechar al máximo su inversión en la nube.


¿Cuáles son los componentes clave de administración de su nube? Monitorear, afinar, escalar y resguardar su nube son instancias interrelacionadas que deben ser parte de su estrategia de administración.

  • Monitorear: además de monitorear su infraestructura y aplicaciones, debe mantener la visibilidad del rendimiento de todas sus dependencias, desde las redes hasta las bases de datos. Las mejores soluciones ofrecen monitoreo automatizado en tiempo real de todos los entornos, y la administración a través de un mismo panel.
  • Afinar: necesita información sobre el rendimiento y disponibilidad de sus entornos en la nube, para afinar sus aplicaciones en tiempo real, antes de que los usuarios observen algún problema.
  • Escalabilidad y recuperación automatizadas: ¿qué sucede cuando una aplicación necesita más recursos? ¿Y si falla el hardware o un componente de la aplicación? Las funcionalidades de escalabilidad y recuperación automatizadas ayudan a garantizar que su aplicación se amplíe sin interrupciones y se recupere rápidamente sin demasiada intervención manual o sin necesidad de contar con personal las 24 horas del día para responder a incidentes.
  • Seguridad: necesita funcionalidades de seguridad basadas en la red que permitan mitigar los riesgos para su red y datos, incluso a medida que amplía sus capacidades para admitir nuevas iniciativas móviles, de usar dispositivos propios y en la nube. Cualquier solución o servicio de seguridad nuevos deberían ofrece protección multicapa contra amenazas que van evolucionando. También deben ser eficientes y permitirle controlar sus gastos operativos y de capital.

Si tiene varias nubes, necesita soluciones diseñadas para facilitar el uso de la mejor plataforma y entorno y al mismo tiempo reducir la complejidad de administrar diversos tipos de nubes de diferentes proveedores.

  • Adaptarse a cualquier plataforma: quizá recurra a AWS para el desarrollo de software, a Azure para DR y a una solución de nube privada de CenturyLink para una aplicación de interacción con clientes. Necesita herramientas que le permitan admitir todos esos tipos de entornos y proveedores sin limitaciones, para usar el mejor espacio de ejecución para cada aplicación.
  • Eficiencia operativa: administrar un entorno de nubes múltiples no tiene por qué implicar el uso de numerosas herramientas dispares. Necesita una misma solución que le permita implementar, organizar y administrar todos sus entornos en la nube de manera consistente y estandarizada.


Abordar las complejidades
de optar por la nube 


 

Abordar las complejidades
de optar por la nube 


¿Cómo puede aprovechar las bondades de la nube en un mundo complejo, de nubes múltiples? Vea cómo ayuda CenturyLink a simplificar la gestión de nubes múltiples.

Optimice su gestión de nubes múltiples con CenturyLink Cloud Application Manager

La plataforma CenturyLink Cloud Application Manager mejora la eficiencia a la hora de administrar su creciente entorno de nubes múltiples. Cloud Application Manager es una solución integrada de herramientas y servicios que se adaptan a todas las plataformas y le aporta la flexibilidad de elegir el mejor enfoque de gestión para su organización. Logra consistencia en la administración de una creciente variedad de nubes públicas, privadas e híbridas.

Cloud Application Manager ofrece:

Gestión del ciclo de vida de las aplicaciones. Acceda a una serie completa de funciones para automatizar el desarrollo y la implementación de aplicaciones y operaciones de tiempo de ejecución, incluidas escalar, actualizar, migrar y administrar su aplicación. Acelere la implementación y mejore la eficiencia con modelos de implementación de aplicaciones administrados y estandarizados en todos los entornos en la nube.

Optimice su gestión de nubes múltiples con CenturyLink Cloud Application Manager

Servicios gerenciados en cualquier lugar. Aprovisione y automatice servicios gerenciados de CenturyLink directamente a través de Cloud Application Manager. Configure tareas de monitoreo, parches, administración remota y copias de respaldo para cualquier entorno en la nube, incluidas nubes de otros proveedores.

Optimice su gestión de nubes múltiples con CenturyLink Cloud Application Manager

Optimización y análisis del servicio en la nube. Obtenga verdadera compatibilidad de nubes múltiples. Aprovisione, migre y escale fácilmente instancias de nube híbrida y facilite los procesos de facturación y soporte, todo a través de una misma plataforma centralizada. Traiga su propio proveedor u obtenga recursos de Google Cloud, Microsoft Azure, Amazon Web Services y VMware. O seleccione los recursos de CenturyLink, incluida CenturyLink Private Cloud on VMware Cloud Foundation. Aproveche los motores de recomendaciones que le ayudan a identificar los recursos necesarios para sus aplicaciones particulares y en función de sus requisitos de seguridad, procesamiento, geografía y costos.

Haga clic aquí para obtener más información.

 

Optimizar: ¿cómo puede mejorar su nube de manera continua?

El ciclo de vida de la nube no termina con la implementación o administración. Necesita una estrategia de optimización constante de su entorno en la nube que mejore el rendimiento, permita afinar al máximo la disponibilidad de recursos nuevos, mejore la eficiencia, aborde los riesgos emergentes y más.

El primer paso de optimización es tener claro con qué cuenta. Necesita visibilidad en tiempo real sobre los recursos en la nube que su organización está utilizando, cuánto cuestan y cómo se protegen y se controlan en términos normativos. Esa visibilidad le ayuda a descubrir recursos de baja utilización, como entornos de desarrollo abandonados, para poder anularlos o usarlos con otros fines.

Luego necesita encontrar formas de hacer ajustes que le ayuden a maximizar el valor de la nube. Más allá de las funcionalidades de afinar el rendimiento que son claves para la administración, necesita poder generar un entorno del tamaño correcto, con suficientes recursos para cada aplicación, pero sin excederse. Debe pronosticar el uso para encontrar el espacio de ejecución correcto y continuar ofreciendo los niveles correctos de rendimiento al costo adecuado y según los requisitos de sus cambios en las cargas de trabajo.

Las funcionalidades de gestión de riesgo y adhesión normativa en tiempo real son críticas a la hora de resguardar sus datos y cumplir con las normas. Usar funcionalidades de inteligencia artificial (IA) puede ayudar a etiquetar sus datos. Rotular datos en particular como infromación de carácter personal (PII, en inglés) o números de tarjeta de crédito, por ejemplo, y así prevenir cambios en las aplicaciones que podrían poner en riesgo su seguridad o adhesión normativa.

Optimice su nube con CenturyLink

Procure trabajar de manera constante para maximizar el valor de su nube. Incorpore herramientas que mejoran la planificación de capacidad y la seguridad de su nube privada y recurra a la especialización de CenturyLink para afinar todos los aspectos de su entorno:

  • Herramientas de planificación de capacidad: con CenturyLink Private Cloud on VMware Cloud Foundation tiene la opción de integrar VMware vRealize Operations Manager para tener mejor información sobre la utilización de sus recursos en la nube. Puede generar registros de vRealize para tener una visibilidad clara de cómo se utilizan máquinas virtuales (VM) en particular y así poder ajustar su asignación de recursos o redistribuir las aplicaciones en los clústeres.

  • Aprovisionamiento de redes en tiempo real: con CenturyLink Cloud Connect Dynamic Connections puede establecer conexiones seguras y de alto rendimiento entre la nube y el data center, de manera fácil y rápida. Puede implementar rápidamente nuevas aplicaciones y servicios en la nube, y ampliarlas en la medida que sea necesario para seguir el ritmo de las necesidades comerciales en constante cambio.

  • Capacidades de seguridad: la solución CenturyLink Private Cloud le permite incorporar funcionalidades de codificación de datos estáticos VMware vSAN para mejorar la seguridad. Si una clave compartida no es lo que necesita su organización, tiene la flexibilidad de incorporar su solución de administración de claves de codificación de preferencia. Su organización puede controlar cuándo se generan claves nuevas y limitar el acceso a cada una de las claves de codificación.

  • Especialización en todo el proceso: más alláde las herramientas particulares que puede añadir a su solución de nube privada, CenturyLink le ofrece amplia especialización para optimizar el entorno. Y con la solución integral de CenturyLink, los expertos pueden adoptar un enfoque de optimización holístico. Pueden ayudarle a lograr el equilibrio correcto de rendimiento, riesgos, costos y más, a través de procesos que afinan todos los aspectos, desde el hardware y la red hasta las diferentes capas de software.

 

Comenzar

Así su objetivo sea ampliar más sus recursos de TI, mejorar la agilidad, delegar parte de sus responsabilidades de administración de TI, modificar su modelo de gastos o todas las anteriores, hay más nubes en su futuro. Prepararse para el ciclo de vida completo en la nube puede ayudar a garantizar que su organización esté preparada y en condiciones de aprovechar al máximo el valor que pueden aportarle todos sus entornos en la nube.

CenturyLink puede ayudarle a abordar cada fase del ciclo de vida en la nube. Puede elegir la nube correcta para cada aplicación, además de la red correcta y los expertos correctos. Además de nuestra oferta de opciones de nube pública y privada, CenturyLink ofrece una plataforma de administración que se adapta a todas las nubes y una gran variedad de servicios para ayudarle a planificar, implementar, administrar y optimizar su entorno de nubes múltiples.